© 2019 VIVIR SIN DESPERDICIOS

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram
  • Black Facebook Icon

CONTACTO:

info@vivirsindesperdicios.com

Poás, Costa Rica

MUDANZA LIBRE DE PLÁSTICO

February 15, 2018

Me pasé de casa y lo logré sin generar ni una sola bolsa plástica, sin ocupar cinta adhesiva y sin espumas ni periódico para proteger artículos frágiles. Quiero compartir las claves de este logro porque la verdad no se requiere mucha planificación para evitar generar materiales, las herramientas alternas al plástico están ya en nuestra casa.

 

Esta mudanza satisface la necesidad de un sitio más privado por la naturaleza de mi trabajo, más cálido y donde pueda intentar tener una huerta. Mi pequeño búnker en Escalante era muy cerrado, no fluía el aire, entraba poca luz y siempre estaba congelado aunque afuera hiciera sol. Imagínen que no crecían mis plantas, o sea... Desperdicio para el cuerpo y el alma.

 

 

Para combatir esto, a continuación les presento las 4 áreas de acción para una mudanza bastante sostenible:

 

 

REFORZAR LA ESTACIÓN DE RECICLAJE


Aunque tengo el hábito de reciclar, a veces coloco todo en una sola caja y lo separo hasta antes llevarlas al reciclaje. En esta ocasión, clasifiqué lo poco que tenía y acomodé mis cajas para separarar las latas, el papel, vidrio y plástico, manteniendo así el orden durante el proceso de escarbar las gavetas y armarios.


Una vez listo todo, fui a dejarlas a mi centro de clasificación de preferencia antes de que llegara el camión de la mudanza.


Ojo, también saqué una bolsa pequeña de basura convencional con los materiales que entiendo no se reciclan, los cuales había acumulado en los últimos 6 meses. 

 

 

 

 

EMPACAR EN TELA Y CARTÓN


Lo primero es aprovechar todos nuestros recursos para guardar cosas. Hay muchas más herramientas de las que pensamos en un principio. Anoto todas las que ocupé:

 

  • Rellenar salveques y bolsas de tela del supermercado hasta más no poder.

  • Rellenar las gavetas del escritorio y mesas de noche con objetos de oficina, cuidado personal y otras cosas pequeñas. De por si hay que acomodar luego.

  • En la lavadora entran todos los implementos de limpieza (gracias a mi madre por el consejo).

  • Las sábanas sirven para todo lo de último minuto. Ahí se pone lo que sea y se hace una bolsa al mejor estilo del Chavo del 8. 

  • Reorganizar ciertas cosas para maximizar la capacidad de las cajas que ya tenemos (así nos ahorramos el viaje a Palí, bendita fuente de cajas). 

  • Pedir maletas prestadas. Acá se fueron mi biblioteca y algunos de mis productos comerciales.

 

Para proteger objetos frágiles se usan paños, limpiones, medias, incluso las mantas para la playa. Cualquier tela sirve para amortiguar los posibles impactos del movimiento en la pasada. 

 

 

 

 

LLEVAR TODO EN UN SOLO VIAJE


Puede parecer lógico recomendar que se traslade todo de una vez, pero algunas personas se dan varios días para ir pasando las cosas. 

 

Al dedicar un solo día y un solo viaje para esto, se ahorra dinero por el camión de la mudanza, tiempo de ida, vuelta y cargada de cosas, y finalmente se ahorra combustible porque ir y venir de mi nuevo paraíso es un cuarto de tanque en mi carro.

 

 

LIMPIEZA MINIMALISTA POST-MUDANZA


Esta mudanza me permitió visualizar todo ese montón de cosas que no uso nunca. Me sigo sorprendiendo de todo lo que me falta por sacar de casa.


Desde inicios de 2017 he hecho limpias fuertes, liberando espacios según yo con escrutinio puro, pero ahora noté que tengo cajas que no he tocado por meses. Una buena limpieza minimalista y donaciones vienen en camino.

 

 

 

Ahora, habiendo terminando de acomodar, me sentaré a disfrutar las estrellas desde la ventana de mi cuarto y los atardeceres con vista a la montaña desde mi sala. 


¡Gracias universo!

 

 

Di Vargas

Compartir en Facebook, ¡pero ya!
Please reload