© 2019 VIVIR SIN DESPERDICIOS

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram
  • Black Facebook Icon

CONTACTO:

info@vivirsindesperdicios.com

Poás, Costa Rica

UNA PRIMERA RONDA MÁS

March 8, 2018

Ya completé otra primera ronda de ama de casa: comprar comida e implementos de diario, compostar, separar materiales y llevarlos al centro de reciclaje. Si si...y cocinar, limpiar, lavar y todo eso...

 

Normalmente no reporto cada vez que dejo mis materiales en el centro de clasificación porque van siendo cosas similares a lo que he compartido anteriormente (botellas de vidrio, pocas latas, papel y cartón de fuentes diversas). Pero es que este mes fue otra cosa en términos de oportunidades de generar basura y en oportunidades para reducirla.

 

 

¿A qué me refiero?

 

Este mes tuve más actividades de distintos tipos en comparación a otros meses: fui a un festival en la playa, a una despedida de soltera y una boda, me enfermé e instalé mi estación de trabajo. Claramente cada actividad trae implícitos algunos residuos, queriendo y sin querer. A veces los residuos los genero yo, a veces los trae alguien más y muchas veces simplemente están en el ambiente.

 

Considero importante compartir estos resultados para acercarlos a la realidad del proceso, como siempre. La vida hay que seguirla y puedo disfrutar estas cosas de la mano con la reducción de desechos.

 

 

 

 

¿DE DÓNDE SALIÓ ESTO?

 

- Las cintas verdes son de una cinta de doble peque que ocupé para instalar el fondo de la empresa en mi pared. Acá no hay mucho que hacer, Office Depot y la cinta de doble pegue son lo que son. 

 

- El empaque de confite es de la despedida de soltera (gente, soy humana). Nivelé mi karma ecológico con los regalitos de las chicas, donde incluí cepillos de dientes de bambú y pajillas de acero.

 

- Las pastillas y la botella de miel van siendo de la gripe que me dio. Notarán que no soy muy fan de los medicamentos.

 

- La mayoría de mis residuos plásticos vienen de la comida del supermercado y del paseo.

 

- Finalmente, EL FALLONAZO. El día de la boda salí desde temprano para alistarme, sabiendo que no volvería a casa de previo y se me olvidó mi cepillo de dientes de bambú. Mi prima muy amablemente me regaló uno regular que tenía en una gaveta.

 

¿Generé mucho? ¿Generé poco? Solo sé que es riquísimo no tener basurero, vaciar 1 vez al mes los materiales de reciclaje que tengo y que la basura “oficial” que saco 1 vez a la semana es solo una bolsa con papel higiénico.

 

Cierro celebrando otras de las ganancias del mes: recibí sol y mar, experimenté un festival espectacular y encontré una cuchara-tene tirada en el piso. ¿Qué mejor que eso?

 

 

Ahora, vamos con la segunda ronda.

 

 

Di Vargas

 

Compartir en Facebook, ¡pero ya!
Please reload