© 2019 VIVIR SIN DESPERDICIOS

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram
  • Black Facebook Icon

CONTACTO:

info@vivirsindesperdicios.com

Poás, Costa Rica

PAÑUELOS DE TELA

April 12, 2018

¿Quieren un cambio fácil para entrar al cero desperdicio? USEN PAÑUELOS DE TELA.

 

Aunque algunos jóvenes todavía tienen la costumbre de andar pañuelo, normalmente se relaciona con nuestros abuelos o padres, quienes los andaban en la bolsa trasera del pantalón. Por supuesto las damas también llevaban sus pañuelos bordados y era normal regalarlos en cumpleaños.

 

Lastimosamente con el pasar de los años, las servilletas de papel, las toallas de cocina y las toallitas de papel en paquetitos reemplazaron el gusto por este producto básico en la sociedad. Suena hasta tonto: ahora compramos cosas para botarlas una y otra vez.

 

O al revés: compramos cosas para no usarlas. De hecho, varios de los pañuelos que uso actualmente eran de mi mamá o me los regalaron en algún momento durante mi infancia pero nunca los usé, hasta ahora. Nada que ver. Estoy segura que ustedes tendrán alguno por ahí en el olvido también.

 

 

 

Hoy en día prefiero usar pañuelos de tela porque son reutilizables hasta más no poder. Los he mencionado anteriormente aquí y aquí, pero se merecen más atención porque sirven para montones de cosas:

 

- Como servilleta en restaurantes o en casa. Ahora tengo un pocotón de pañuelos en el desayunador para el público en general.

 

- Para secarme las manos o limpiarme la cara. Mi papá cuenta que él siempre ha andado un pañuelo limpio y otro sucio, o sea, el “limpio” lo usa para la cara y el “sucio” para las manos o para sonarse la nariz.

 

- Para comprar pancitos o enchiladas y ojalá comerlas de inmediato. Incluso una vez logré que me envolvieran el sandwich de Subway en mi pañuelo para evitar el empaque regular.

 

- Se le hacen nudos y se convierten en una mini bolsa.

 

- Para envolver regalos, entonces es regalo doble.


 

 

 

Seguro parecerá que se ocupa más tiempo para lavarlos pero no realmente. Los pongo a lavar junto con los limpiones y ahí se arreglan entre ellos. En mi caso, no gasto el rato planchándolos porque eso de planchar no es para mí.

 

La verdad me alegra tener mis pañuelos y andarlos conmigo. Claro, de vez en cuando se me olvidan entonces uso 1 (UNA) servilleta y también sigo recibiéndolas en restaurantes con los cubiertos o tapando la botella de cerveza. ¿Qué se le va a hacer?

 

 

En fin,¿quién más se une a revivir la costumbre de andar pañuelo?

 

 

 

Di Vargas

 

Compartir en Facebook, ¡pero ya!
Please reload